23 mayo 2017

Ruta 39 Sa Vinya

Create your own banner at mybannermaker.com!


Actualizada a May-2017
Encuentra rutas por puntos de paso Cicloide


Ruta que pretende acercarnos hasta la finca de Galatzó desde Puigpunyent y vuelta de la forma más divertida posible sin despreciar tampoco algunas subidas interesantes por medio.

Empecemos pues rodando por la carretera de la Reserva por la que circulamos unos cientos de metros hasta el segundo cruce por el que nos desviamos encontrando desde el inicio las primeras rampas importantes estando atentos a un desvío a mano derecha que tomaremos y al sobrepasar la casa otro a la izquierda con una pendiente aún más severa. Este ramal acaba en el bosque en una especie de rotonda siguiendo por un sendero marcado hasta desembocar en otra rotonda donde desechamos la continuación por tierra y vamos a buscar un sendero semi escondido con su inicio en la primera curva de bajada por el vial asfaltado que nos llevará hasta un interesante camino de carro que nos deja otra vez en la carretera de la Reserva por la que circulamos durante unos minutos en ascenso hasta el cruce del Cucui donde tomamos el vial de ascenso asfaltado hasta un rellano donde tenemos una barrera a mano derecha que traspasamos circulando por una pista de tierra que desemboca en un camino de carro por el que iniciamos el ascenso a Galilea en un tramo de curvas realmente bien trazadas.

Estamos en la parte más alta del pueblo y optamos por girar a la izquierda para, en el siguiente cruce, meternos en el bosque por un marcado sendero para enlazar con otro vial asfaltado por el que iniciamos el descenso hasta la carretera principal y por esta circulamos dirección Puigpunyent hasta la barrera del GR que nos enfila hacia Calvià. Este es un camino muy interesante ya que es prácticamente plano en todo su recorrido y permite una rápida y divertida circulación. Nuestra meta se encuentra a pocos metros después de superar la barrera de acceso a Son Font, en un tramo de bajada, en una barrera a mano derecha que da acceso a una pista donde hay que encontrar unos hitos que marcan la ubicación de algunos elementos de medición y trampas que han situado en la zona.

No hay camino de bajada propiamente dicho aunque el descenso es corto y pese a ser campo a través, sin ningún tipo de problema grave. Pronto estamos en el fondo de la vaguada donde aparecen los indicios de lo que parece un sendero entre el carrizo quizás limpiado por animales y que aprovechamos para empezar a rodar, no estamos lejos del verdadero camino aunque veremos que está en malas condiciones y no será hasta llegar a la explanada del cocó donde encontraremos el camino principal ya más presentable y donde circularemos con más garantías. La bajada es bastante larga y debemos estar atentos al desvío ya que no debemos acercarnos a las casas, nuestra intención es enlazar con otra pista no muy lejana de nuestra posición a través de un sendero utilizado por las bestias. Esta nueva pista nos permite un rodar muy cómodo por el interior de otra finca pasando por unos campos arados donde hay que buscar la escapatoria hacia el torrente al tratarse de caminos privados, por cuyo cauce circularemos en dirección a la carretera hasta la barrerita que da acceso al camino lateral tomando sin embargo nosotros el desvío motero que se enfila hacia arriba donde enlazamos con los caminos de Son Claret marcados con estacas, en la traza hemos tomado la roja, la más cercana a la carretera, pero cualquiera que tomemos nos llevará al mismo sitio que no es más que la entrada de la finca de Galatzó.

Tampoco vamos a tener ningún problema de orientación en estos parajes ya que se trata solamente de seguir las indicaciones que nos conducirán a la Vinya aunque desviándonos antes de llegar al final para acometer la bajada hasta el camino de donde provenimos. Este es uno de los tramos importantes de la ruta, tanto por la parte de subida como la de bajada. Volvemos al camino principal y retrocedemos hasta ca l'amo en Biel para tomar el desvío que nos tiene que llevar hasta el Ratxo, ancha y larga pista en suave ascenso hasta la barrera de acceso a la finca donde afrontamos poco después un repecho que, aunque corto, es fastidioso, al menos hasta cruzar la barrera del coll des Pumarà desde donde podremos rodar por un camino casi llano por la ladera de la montaña y que acaba tras varios giros en un vial asfaltado muy cerca de la entrada de la Reserva por cuya carretera circularemos unos cientos de metros hasta un desvío cerrado con una barrera sorteable y con un espléndido camino de carro que describe unas impresionantes curvas para superar un importante desnivel en una escarpada zona.

Al llegar a un cruce comprobaremos que es por donde hemos pasado en la ida debiendo recorrer ese tramo en sentido contrario hasta la barrera y tomar esta vez el camino de carro que tenemos enfrente, tramo espectacular donde los haya por su rapidez y diversión, que nos deja otra vez en la rotonda por la que hemos pasado anteriormente por lo que solamente nos queda repetir en sentido contrario el primer tramo de ruta realizado unas horas antes para llegar al punto de partida.